Archivo mensual: abril 2014

¿Misma situación, misma acción? Estás en un bucle.

La vida va repitiendo las situaciones hasta que aprendemos la lección que guarda para nosotros.  Si ante un mismo problema, ejercemos siempre la misma acción éste se mantiene, perdura, incluso puede acallarse por un tiempo, pero vuelve a aparecer…  Estamos en un bucle. Vamos a intentar salir de él a través de la siguiente ejercicio de meditación e introspección.

bucleTras la relajación inicial y centrados en la respiración, imagina una situación que se repite en tu vida y te produce desazón, no sabes cómo solucionarla o cómo evitar que siempre te pase lo mismo; puede ser tu forma de relacionarte…, de abordar un determinado problema…, el tipo de pareja que escoges y siempre acaba mal…, la manera de reaccionar ante un hecho concreto…, algo que te hace enfadar de forma desmesurada…   Piensa en esa situación que se te repite y no entiendes por qué siempre te pasa a ti.

¿Produce desazón, impotencia, rabia, incomprensión…?  Bien, esa situación es ideal para trabajarla, ya que vamos a romper ese bucle para que la situación no vuelva a presentarse.

Imagina la situación desde el principio y la reacción que te produce. Si empiezas a sentirte frustrado o enfadado, PARA, CALLA, SAL.  Siente que sales de la situación y observa.

cerrar ojos¿Eres tu ante una situación concreta que se repite? Mira que te hace sentir mal, luego ya evaluarás porqué, ahora imagínate actuando de otra manera.

¿La situación se produce ante una persona en concreto? Mira en qué momento empieza a producirse el malestar, ¿ves qué lo motiva?  Intenta cambiar ahora tu actuación (tal vez debas hablar…, o callar…, quizás reir… o dar un abrazo…, quizás sólo sea cuestión de irte o de no entrar…). Imagina la situación desde la nueva perspectiva de actuación  y observa qué ocurre.

Quédate con el sentimiento, con la certeza del motivo y del resultado de tu nueva  actuación.  Es posible que sólo con la meditación el problema ya se haya solucionado; si se repitiese, ya sabes en qué momento debes cambiar tu acción y cuál debe ser para romper definitivamente el bucle.

 ¡Sal del bucle, cuéntanos cómo te ha ido y ayuda a tus amigos compartiendo el ejercicio!           

¿Quiénes somos?

Energía del Universo y Energía de la Tierra. Aprendiendo a relacionarnos con estas Energías, a captarlas e integrarlas, la vida cambia de forma radical y toma un sentido mucho más global y pleno.  Iremos viendo cómo hacerlo, pero en primer lugar, hay que saber quienes somos.           Un abrazo.     Lucía Ratera.

atomoDios es todo.  El mundo es su Creación.  Tú, yo, cada Ser está formado por Él, ahí la parte divina que cada uno de nosotros posee.

Los animales, las plantas, la tierra son creación de Dios; tú, yo, el Ser Humano y otros Seres de luz, somos, formamos parte de Dios; esté nuestro Ser enmarcado en un cuerpo o no.

¿Cómo yo, cómo todos, vamos a ser Dios?, te preguntarás. Sé que cuesta imaginarlo, porque al pensar estamos acostumbrados a utilizar la parte más humana, más física, más animal; en lugar de nuestra parte más divina, la del Ser.

Dios puede dividirse en tantas partes como desee, siempre sigue siendo Uno, todos somos Uno.

abrazo-padre-e-hijoEste pensamiento puede empezar a tomar forma en nuestra mente si nos sentimos por un momento como padres o madres; nuestros hijos son una parte nuestra, llevan nuestros genes, comparten nuestro ADN, aprenden de nosotros…  Podemos tener más de un hijo, y todos llevarán nuestros genes, compartirán nuestros ADN, aprenderán de nosotros y, a la vez, tendrán su propia personalidad.

¿Y la madre?  La Tierra, la Madre Tierra.  Por este motivo tenemos una parte divina y una parte humana, por eso Seres (Dios) Humanos (Tierra).

bosqueAl captar la Energía de la Madre (la Tierra) y la del Padre (Universo, Dios) es cuando nos sentimos EQUILIBRADOS, FUERTES y PLENOS.  A través de la meditación nos conectamos con el Universo, a través de la naturaleza (árboles, minerales, plantas) captamos toda esta energía.  Y siempre, siempre, siempre, tenemos toda esa Energía a nuestra disposición para enseñarnos, sanarnos y ayudarnos, y es relativamente fácil aprender a captarla y canalizarla, a pesar de las muchas interferencias que también tenemos.

A menudo les desoímos -sino siempre-, por eso nos sentimos frustrados, cansados, enfermos, perdidos, vacíos… 

Siéntete niño al meditar, aprende a escuchar a tus Padres (Dios y Tierra), a preguntarles, a aclarar tus dudas, a sentirte protegido por ellos… y obedece, en última instancia, porque sabes que tienen el Conocimiento y el Amor.  Nada más necesitas.

Potenciando los sentidos. Meditación

Hoy os propongo una meditación cuyo objetivo es potenciar todos y cada uno de nuestros sentidos, tomando conciencia del enorme bienestar que nos proporcionan y para ello, ¿qué mejor que hacerlo a través de la energía de la madre Tierra?.  ¡Disfruta la vivencia!                     Lucía Ratera

bosqueTras la relajación inicial y centrado en la respiración imagina que estás en un bosque, fresco, verde, con grandes árboles que te transmiten su fuerza.  Te sientas en una roca, calentado por el sol y ves unas pequeñas gotas de rocío entre las hojas de unos pinos, el sol se refleja en ellas y tienes ante ti un espectacular manto de brillantes de mil colores.  Te fijas en los árboles con sus diferentes formas caprichosas y la potencia de sus troncos. Observa el maravilloso regalo que te ofrece la naturaleza.

El aire mueve las hojas de los árboles y los diminutos diamantes acuosos mueven sus brillantes luces para ti, a la vez que sientes una cálida caricia en tu rostro, en tus cabellos.  Es una suave brisa templada que te permite disfrutar de una gran sensación de bienestar.  Ese aire lleva hasta ti una hoja, sientes su peso ligero en tu hombro, su olor cercano, su frescura…  No puedes evitar tocar la tierra a tu lado y cargarte con toda su energía.

Respiras profundamente y el aroma de la tierra, los árboles y las flores inunda tus sentidos.  Entretente en reconocer cada uno de los olores que te rodean. Cierras los ojos y ahora escuchas con atención; oyes el suave viento meciendo las hojas, los pájaros con sus trinos, el suave rumor de una fuente…  Escucha todos los sonidos que el bosque tiene para ti.  Siente como se comunica contigo, siente los regalos que te ofrece y utiliza todos tus sentidos para ello.

El rumor del agua ha despertado tu sed.  Te levantas y vas a beber.  Es un agua fresca, pura y cristalina.  Es una fuente mágica que sacia tu sed de agua y de vida.  Te acercas y bebes un buen trago, sientes el agua caer por la comisura de tus labios, llenas tu boca.  Es fresca y vivificante y, al beber notas como te inunda una inmensa paz, una enorme plenitud que recorre todo tu cuerpo, todo tu Ser.

Te estiras ahora sobre la hierba, toca el sol y está caliente.  Todos tus sentidos están activados y tu, sientes una sensación de una paz inconmensurable.  Disfruta de este momento, siente que toda tu Energía se carga de forma positiva durante unos minutos.  Ahora, centrado en la respiración, vuelves a tomar lentamente conciencia de tu cuerpo, manteniendo el estado de plenitud y bienestar.

… Y si te gusta la naturaleza, dirígete a ella con la conciencia plena de todos tus sentidos, de forma similar a como hemos hecho aquí, verás que tu cuerpo se llena de energía  y tu alma de alegría!!.

La pérdida. La separación.

Hoy os reproduzco un extracto de mi libro “La muerte. Camino a la nueva Vida”, donde se introduce como minimizar la tristeza ante la muerte de un ser querido.                                                                               Lucía Ratera.

¿Cómo puede minimizarse la tristeza?  El sentimiento de pena, de separación, de pérdida, puede llegar a ser abrumador, opresivo, desesperante, inaguantable…

12 despedidaSí, la pérdida de un Ser amado puede provocar todo esto, pero la cuestión a plantearse es: ¿Se trata realmente de una pérdida?  ¿Qué se está llorando?  ¿Por qué ante la grandeza de la creación, ante la grandeza del Universo, ante el profundo desconocimiento de la VIDA, vivimos la muerte como una separación?

¿Por qué vivimos sólo centrados en el mundo físico? ¿Por qué no aprendemos a ver un poco más allá si tenemos la capacidad intrínseca de hacerlo?

Le invito a reaprender que es la VIDA y así entender cómo aquello que hoy vivimos como una separación en realidad no lo es.

Sólo se precisa seguir trabajando el cambio de visión propuesto, para el que la meditación es indispensable, y así adquirir el Conocimiento.  Aprenda a ver y sentir con el corazón, con el alma, con el Ser, además de con los ojos y la piel”.

Meditación para relajar cuerpo y mente.

Hoy os propongo una meditación que os proporcionará un inmenso relax.  Os aconsejo leerla toda de forma inicial y ya después poneros en un lugar agradable, con una música adecuada y permitiros estos momentos de relax.  Si conseguís una relajación profunda inicial sentir el masaje que os propongo os resultará muy placentero.  No lo hagáis estirados, pues podrías dormiros, pero tener la espalda apoyada porque al relajar tanto el cuerpo tal vez necesitéis ese apoyo.     Lucía Ratera

Tras la relajación inicial, céntrate en tu respiración; sigue su ritmo… El aire circula de la nariz a los pulmones… y de los pulmones a la nariz…  sigue mentalmente dicho círculo.

relaxAhora imagina y siente como si unas manos te hiciesen un suave masaje en la cabeza, relajante, con suaves presiones ahí donde las necesitas que producen un inmenso bienestar y relajación, incluso sientes que se rompen hilos imaginarios que retenían tu atención y así permites un mayor relax..  sientes que se libera tu cabeza, se relaja totalmente, sólo siente, sin pensar, ese masaje sobre tu cuero cabelludo.

El masaje ahora se extiende hacia tu cuello, el movimiento de esas manos, de esa energía localiza cualquier contracción y la disuelve sin dolor.  Tal vez necesites mover el cuello, si tienes ganas, hazlo.  El masaje continua sobre los hombros, agradable, sientes como la tensión baja de los hombros hacia los brazos y sale por tus manos, sientes unas palmadas tonificantes en tus brazos, el conjunto te proporciona un gran bienestar porque se destensan las contracturas de tus hombros.

Imagina tu espalda… sientes que recibes el masaje, imagínatelo justo tal y como lo necesites, tal vez descontracturante o relajante, con pequeños golpes, sacando tensiones…  Permite que tu cuerpo te indique y sigue por donde te conduzca para sentirte relajado y con un profundo bienestar.

Llegas a tus piernas, el masaje aquí es tonificante, pequeñas palmadas bajando hasta tus pies que acaban de  sacar todas las tensiones de tu cuerpo.

chakrasYa es el momento de canalizar luz en cada uno de los chakras (puedes ver el color y la situación en la foto), hazlo lentamente, siente que la luz de cada color recorre la zona correspondiente.  Por último luz blanca, entra por tu cabeza, deja que te inunde, siente protegido e inundado por la luz blanca. Manten tu mente relajada, en silencio y alerta  por si algo surge de tu interior.

¡Disfruta del masaje y del bienestar!