Archivo mensual: julio 2014

El perdón y la Felicidad.

Amor y perdón son dos aspectos básicos para conseguir la Felicidad. Hoy trabajaremos el más difícil, el perdón, y junto a él, los resentimientos y la forma de hacer las paces con uno mismo y con el resto.  

Si la meditación la realizas de forma grupal, poneros en círculo. pero de espaldas entre vosotros, así notaréis la incomodidad que puede producir ese cierre al perdón, y con él, al amor.                                            Lucía R. Alonso

manosIniciamos la meditación con una relajación inicial, tras la que nos centramos únicamente en la respiración.  Trae ahora a tu mente a alguien con quien guardes resentimiento, piensa por un pequeño instante en el hecho que ha provocado resentimiento… ¿Qué notas?  Se encoge el estómago, se cierran los pulmones, tal vez la rabia te inunde, quizás notes luz roja en el alma, en todo el cuerpo…, irascible, atacante, orgullosa, cerrada, robada la capacidad de comprensión…   Vamos a cambiar esos sentimientos que no aportan nada bueno, ni al cuerpo, ni a la mente, ni al alma.

La luz roja, agresiva si la sientes en el estómago, tal vez el hígado, transmútala a amarilla, un amarillo cálido, suave, que te acaricia…   Acompaña la luz a la respiración por aquellas partes de tu cuerpo donde sientas que se cerraron, que te asfixian.  Si sientes el corazón en un puño, si te falta el aire, envía luz verde a la zona, es reconfortante, te cubre y relaja tu angustia, tu rabia… respira suavemente…  céntrate en la luz verde y en tu respiración…  Concédete el tiempo que necesites hasta sentirte en paz.

El cuerpo ya lo hemos reequilibrado, ahora veamos que ocurre con la mente; ¿cómo perdonar? ¿cómo liberarse del resentimiento?

zenRealiza tres respiraciones profundas, pero antes de tomar el aire piensa en el hecho en sí, en la imagen que guardas del mismo.  Ahora inspira, deja que el aire en tu abdomen absorba la imagen “imperdonable” que sientes, expulsa el aire y con él la imagen, a la vez que sientes como se va diluyendo…

Antes de la segunda inspiración profunda piensa en la persona que te produjo la afrenta , ahora inspira profundamente y llévate  su rostro de enfado al espirar, a fin de que sólo quede luz, al desdibujarse el rostro, ves al Ser, ves su luz.

Por último, inspira profundamente y ahora ves tu dolor, permite que sea absorbido por el aire que retienes y siente, al espirar, como ese dolor es expulsado y como te has quitado un peso enorme.  Te sientes ligero, contento…  Imagínate riendo.  Disfruta de tu imagen ligera y risueña, intégrala en ti, en tu mente, en tu pensamiento.  Cuando estés dispuesto, vuelve a activar lentamente tu cuerpo, manteniendo la sensación de ligereza y felicidad.

Normalmente, los hechos que provocaron resentimientos, no revierten  mayor importancia, lo que sí es problema es el resentimiento que guardamos, por ello, disfruta de la sensación de ligereza y descarga por el peso que acabas de quitarte de encima y realiza esta meditación tan a menudo como lo necesites. Los resentimientos son una parte importante de las cargas que llevamos y se reflejan en nuestra salud y estado de ánimo.

¡Disfruta de la libertad que ofrece el perdón! 

El miedo a lo desconocido

¿Estás ante un nuevo proyecto y no acaba de salir, de fluir, de avanzar…?

Tal vez sea

cueva¡¡MIEDO!!

  • Miedo de que no funcione, pero también de que.
  • Miedo de tirarlo adelante y que no salga, y de qué sí salga pero no te conduzca donde pensabas…
  • Miedo de equivocarte en los pasos que das.

Miedo a lo desconocido, en definitiva.

Intenta transmutar el sentimiento de miedo, al de aventura, diversión, descubrimiento y para hacerlo, cada vez que sientas ese cosquilleo en el estómago que te produce desazón, imagínate una película de aventuras donde tu eres el protagonista y donde aquello que descubres te hace vibrar y sentir plenamente. VIVO/VIVA.

Si el miedo te paraliza y no actúas  te sientes desfallecer, así que, aparta esos miedos y déjate sorprender por la vida y, si lo que consigues no te gusta -podría ser, es algo desconocido para ti- no pierdas más tiempo, date la vuelta y ya sabes que ese camino no te conduce al destino deseado, has avanzado en tu aprendizaje. Siéntelo así.

¿Qué te digo con esto?  Que vayas, que preguntes, que propongas, que pidas, que te muevas, que cuestiones, que no pares por miedo -sí por cansancio o para reorganizarte, para pensar-, que no dejes que el miedo te paralice!!!.

¡Disfruta de tu nuevo proyecto!

Lucía R. Alonso

Viaja al Universo, siente su potencia y su fuerza.

Hoy vamos a hacer un viaje al Universo para captar su Energía y llenarnos de ella, de toda su fuerza y potencia.  Lee primero las instrucciones un par de veces, integra en tu mente lo que más te llame la atención, después pon una música suave y lleva a cabo este viaje, dejándote sorprender de lo que veas y sientas, llénate de paz, belleza y seguridad.  Ese es el objetivo de esta meditación Miceteu, disfrútala.     Espero que te guste,  Lucía R. Alonso.

Tras la relajación inicial, céntrate en la respiración, en la entrada y salida del aire, en el círculo imaginario entre tu nariz y pulmones, lleva a cabo una serie de respiraciones centrado únicamente en ese círculo.

universo2Pon ahora tu atención en el séptimo chakra, en la parte superior de tu cabeza , y siente que a través del mismo se establece una conexión con el Universo a través de un potente rayo de luz, brillante y cálido a la vez, un canal por el que te sientes atraído y por el que vas a viajar.  Siente que asciendes por dicho canal de luz, es una ascensión rápida, donde el tiempo o el espacio no tienen cabida, sin más estás en el centro del Universo y puedes moverte por el mismo a tu antojo.

A momentos puedes sentirte gigante, tanto como un planeta o estrella y después pasar absolutamente inadvertido en medio del Universo, pero sientes y sabes que tu diriges este viaje; un viaje en el que estás rodeado de belleza, de luz, de millones de cosas por descubrir.

Un  viaje en el que puedes comunicarte libremente con todo aquello que ves, o que no ves, pero sientes que está.  Disfrutas de la luz y la oscuridad, de las estructuras de las formaciones de las galaxias, que ves en la cercanía y reconoces como tu propia estructura molecular.

Disfrutas de ser observador silencioso y, a la vez de poderte comunicar con sólo tus pensamientos; cualquier pregunta que te genere lo que observas puedes hacerla y escuchar la respuesta, porque tienes esa capacidad.

noche est2Cambia de plano si lo deseas. Para y descansa, observa y siente ahora todo aquello que te rodea, el silencio, la paz, la belleza, la plenitud…  Llénate de ese inconmensurable sentimiento y, cuando lo desees, siente que vuelves a situarte en el tunel de luz que conecta con tu cuerpo y viajas de nuevo hacia él, sintiéndote más fuerte y más seguro de lo que te habías sentido en mucho tiempo.

Ahora integra a tu cuerpo ese sentimiento de poder, de paz, empieza por tus pies y ve subiendo lentamente la atención por todo tu cuerpo, transmitiendo a tus células el sentimiento de paz vivido.  Cuando acabes, realiza un par de respiraciones profundas y cuando estés preparado abre tus ojos.

¿Por qué se produce la enfermedad?

triste¿Por qué se produce la enfermedad, por qué el sufrimiento, el dolor que conlleva?

“Las enfermedades pueden provenir por causas externas (mala alimentación, aire, drogas, accidentes…) o internas (no actuar en consecuencia con lo que sentimos, entre otras cosas).  La gravedad de la enfermedad y los síntomas producidos por la misma dependerán de la tendencia de cada uno a somatizar dichos síntomas y de la capacidad de reconocer qué es aquello que no está en línea con los propios deseos.

Así, al actuar o mantener aspectos contradictorios entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos, puede producirse una reacción física donde el cuerpo somatiza esa falta de consonancia entre la mente, el cuerpo y el alma, causando la enfermedad.

dolorEn ocasiones, parece que uno no pueda escoger; si hace una cosa es malo, si hace otra, también… y  siente que no hubiese solución.  No se limite a dos opciones, siga buscando la solución óptima, intente verlo desde otras perspectivas, dese un respiro para madurar la decisión, quizás la vigesimotercera opción que se le ocurra sea la que le hace sentir conforme.

Si presenta síntomas de molestia o enfermedad, piense en sus valores, en sus actuaciones, en sus decisiones, en el camino elegido, en lo que le rodea…  Intente descubrir que hace o ha podido hacer que le cree la frustración, la rabia o la contradicción que su cuerpo denuncia.  Luego intente rehacer el camino.  Sé que es muy difícil, porque no nos han preparado para hacerlo, pero es la mejor medicación que puede tomar y sus efectos secundarios son la felicidad y la satisfacción”.

libro4Extracto de mi libro “La muerte. Camino a la nueva Vida”, una invitación a la reflexión, que ayuda a aprovechar mejor el enorme regalo que es la vida.    ¡Espero os sea de ayuda!  Lucía R. Alonso

Sanarse a todos los niveles (1)

 ¿Qué ocurre cuando se nos presenta la oportunidad de sanar cuerpo, mente y alma?  A menudo nos asustamos si la solución parece simple o si tenemos que hacer cambios profundos en la forma de vivir.  Veamos el proceso, para así poder romper las propias barreras y miedos.

Si te pregunto:

-¿Quieres sanarte a nivel interno y externo? 

Tu primer pensamiento será -SÍÍÍÍÍÍ!!!

Pero si te digo:        -Ven, vamos a iniciar el camino hacia la salud y el bienestar.

stopTu mente pone freno, preguntándote: ¿que vaya? ¿dónde? ¿qué implica?, ¿me engañan?, ¿qué quieren de mí?.

Es correcto. Antes de tomar una decisión debes saber que implica.  

El camino a la salud y el bienestar requiere dejar atrás las cargas y estructuras rígidas llevadas durante años y, siendo algo muy positivo, no deja de implicar un esfuerzo importante, porque al hacerlo uno puede sentir que se queda desnudo y perdido; al dejar cosas atrás, al abandonar patrones adquiridos, parece que a uno le falte algo.

 pensativoCuestan los cambios, no resultan fáciles, puede que sientas que renuncias a quien eres, al dejar atrás la figura que te exiges ser y representar: héroe, víctima, salvador, enfermo, trabajador acérrimo, sobreviviente, sacrificado, padre, madre o cualquier otra que te hayas creado o creídopero que te roba libertad de acción y pensamiento.

Así, al abandonar el rol mantenido durante largo tiempo, uno se pregunta: ¿Quién soy en realidad?  No es fácil asumir los cambios profundos en la manera de entender y vivir la vida, aunque debes saber que el destino de dichos cambios son la salud, el bienestar y la felicidad.

¡Atrévete a dar el paso!   La Meditación, la Introspección y la Canalización de Energía te mostrarán el camino.

Te ayudamos, si así lo deseas.