Archivo mensual: mayo 2015

Meditación Trascendental, Mindfulness, Vipassana, Miceteu… ¿Cuál escoger?

Para saber cuál es el tipo de meditación que más se adecua a nuestra forma de ser y a nuestras necesidades, partiremos de las tres grandes categorías en que se clasifican:

  • Meditación de concentración.
  • Meditación reflexiva
  • Meditación de atención plena.

Meditación concentración:

medit5Este tipo de meditación, relaja inicialmente cuerpo y mente, propiciando la concentración sobre la respiración (en ocasiones sobre un objeto), a fin de permitir que la mente quede tranquila y en blanco,  viajando y experimentando más allá del pensamiento e incluso más allá del sentido del propio cuerpo.

La Meditación Zen o la Meditación Trascendental, pertenecen a esta categoría de meditación donde se trabaja principalmente la concentración en el vacío.

Cabe señalar que para notar los profundos beneficios de la meditación, su práctica debe transformarse en un hábito diario y básico, y al poco tiempo resulta tan necesaria, por lo beneficios tangibles que aporta, como comer o dormir.

Meditación Reflexiva:

La meditación reflexiva también conocida como la meditación analítica está enfocada a obtener respuestas sobre un tema concreto y opera sobre el pensamiento disciplinado.

BILD6049Para practicar con éxito la meditación reflexiva, la persona que desea llevarla a cabo, hace una pregunta o escoge un tema sobre el que desee respuestas y en la que desee centrar su análisis o reflexión.  Tras una relajación profunda y centrado en su punto de energía vital, emite la pregunta o reflexión, y manteniendo la mente en blanco y toda la atención centrada en la respiración, espera la respuesta o deja que el análisis siga su camino sin intervenir de forma mental sobre el mismo, únicamente estando alerta de sensaciones y sentimientos.

Es habitual, especialmente al principio, que los pensamientos pueden vagar de un tema a otro; si ocurre, de forma consciente se debe reconducir la mente, centrarla en la respiración y volver al input del tema en que se desea centrar la meditación.

A modo de ejemplo, los tipos de preguntas o ideas reflexivas en las que pueda centrarse una meditación es:

  • ¿Quién soy?
  • ¿Cuál es el verdadero propósito de mi vida?
  • ¿Cuál es mi papel en este universo?
  • ¿Qué necesito para…?

Se considera que la meditación reflexiva tiene un efecto calmante sobre la mente, estimula el poder transformador y proporciona certeza y convicción, así como la fuerza para cambiar el curso de la propia vida, tomando las riendas de la misma.

Tal vez conozca la obra “Un curso de Milagros”, los ejercicios que propone para cada día son un claro ejemplo de meditación reflexiva.

Meditación de atención plena

meditLa Meditación de atención plena es una de las técnicas de meditación más poderosas, que pone énfasis en el cultivo de una atención consciente altamente receptiva hacia cualquier acción u objetos dentro de su esfera de influencia.

La meditación consciente ayuda a aprender una cosa simple: prestar atención o ser “consciente”, estando despierto y plenamente atentos en cada momento, ya sea comer, respirar o lavar los platos.  Este tipo de meditación es conocido para aliviar el dolor y ayudar a aquellos que sufren de ansiedad y depresión.

La Meditación Vipassana, Budista o el conocido Mindfulness, son ejemplos de esta categoría de meditación.

Por último indicar que las Meditaciones Miceteu que desarrollo y guío, si bien mi entrada en el mundo de la meditación fue a través de “Un curso de Milagros”, incorporan elementos de las tres categorías, alternando las dinámicas en las diferentes meditaciones dependiendo del objetivo que quiero conseguir en cada sesión.  Espero que las disfrutéis y os sean útiles.

Namasté

Meditar y sus beneficios

ojos cerradosAntes de abordar los beneficios concretos que se obtienen a través de la Meditación, me gustaría remarcar que el fin último, independientemente de la técnica seguida o el objetivo concreto que se quiera obtener, es mantener un estado de salud óptimo y el bienestar integral a través del autoconocimiento, la apertura espiritual y la expansión de la conciencia, lo que, si aun estás iniciándote en este mundo, difícilmente puedes imaginar los maravillosos cambios que implicará en tu vida.

Dicho lo cual, concretemos los diferentes objetivos que puedes buscar al meditar. Hay algunas meditaciones que están enfocadas a descubrir o sanar malestares físicos o bloqueos, otras a reenergizar y reequilibrar el cuerpo; las hay enfocadas a descubrir momentos olvidados en nuestro subconsciente que causaron una profunda huella; también las que nos producen un gran sentimiento de paz; las que nos liberan de resentimientos o culpabilidades; las que nos aportan una gran claridad de pensamiento, certeza de acción, luz

inner-peace-481837_1280Las meditaciones enfocadas al cuerpo, a la salud, suelen resultar más atractivas al iniciarse en este campo, porque habitualmente damos más importancia al malestar físico que a las incongruencias de pensamiento, palabra y acción, y deseamos la resolución rápida del malestar.

Sin embargo, es imprescindible recordar una vez más que somos Seres íntegros, formados por mente, cuerpo y alma, lo que conlleva la necesidad de equilibrio a todos los niveles para conseguir el bienestar global.

Si se deja de trabajar sobre cualquiera de estos niveles, la insatisfacción, la frustración, el dolor o la enfermedad nos visitan y, desgraciadamente son sentimientos y sensaciones demasiado habituales entre todos nosotros.  Ya sabemos porque, algo estamos olvidando…

La meditación, aunque de forma inicial se relacione más con aspectos anímicos, sin ningún lugar a dudas afecta a aspectos del cuerpo y mente, diría que son las partes en que se refleja el trabajo de meditación realizado.

lotus-353083_1280Por tanto, para conseguir el equilibrio y la armonía deseado, es importante trabajar diferentes tipos de meditaciones, tengan el objetivo inicial que tengan, porque su objetivo final es idéntico: EL CONOCIMIENTO que conduce a la PAZ y la PLENITUD.

Las tres grandes categorías de Meditación.

2013-07-27 12.02.27Prácticas de meditación han existido durante siglos pero, especialmente en las dos últimas décadas, la práctica de la meditación ha aumentado espectacularmente en Occidente, debido por un lado a la apertura de las culturas Orientales, pero también a la necesidad de hallar respuestas ante una forma de vida que no acaba de aportar la satisfacción y el bienestar esperado.

La práctica de la meditación aporta esas respuestas, muchas veces negadas al intelecto, permitiendo un mayor autoconocimiento, la apertura espiritual y la expansión de la conciencia.

Pero los beneficios de la meditación no afectan sólo al campo espiritual y al autoconocimiento, ya que implica una evolución de la conciencia que incide en un incremento del bienestar y un mayor equilibrio tanto a nivel físico como emocional, que a su vez repercute de forma considerable en la mejora de la salud.

Si estás iniciando tu entrada en el mundo de la meditación tal vez hayas oído hablar de meditación trascendental, meditación zen, meditación budista, meditación vipassana, mindfulness, miceteu…  ¿Cuál escoger? ¿Qué objetivo tienen? ¿En qué se diferencian??

Cada una de estos tipos de meditación utilizan diferentes técnicas que se han desarrollado desde el hinduismo, el cristianismo y el budismo, pero que de forma genérica, podemos clasificar  en tres grandes categorías: 

  • medit5Meditación de concentración.

  • Meditación reflexiva

  • Meditación de atención plena.

 

En la próximo publicación hablaremos de cada una de estas tres categorias.  Te esperamos!     Namasté.