Archivo de la categoría: Meditación Vivencial

Avanzar en el camino de la Vida

espaciomeditarTras la relajación inicialcéntrate en la respiración, una respiración lenta y pausada…  Imagina ahora un circulo entre tu nariz y pulmones, síguelo con tu mente de forma acompasada con la respiración, cada vez el trazo es más lento, cada vez el círculo más profundo… Cuando tu mente esté totalmente relajada, llama a aquella persona o Ser, que en este momento necesitas para avanzar en tu camino.  Deja que venga una imagen, conocida o no, ante ti.

Cuando sientas su energía próxima solo tienes que sentir, escucha con todos tus sentidos, solo tienes que ver –con los ojos cerrados-, tal vez sientas un aroma, tal vez un sonido…  Cualquier idea, sensación, sentimiento, por poco consistente que te parezca, es una pista que se te están ofreciendo para tu óptimo avance; si dudas pregunta y te ampliarán o complementarán el mensaje.

gift-553158_1920Ahora siente como la persona te ofrece un regalo, tómalo entre tus manos, ábrelo, míralo y permite que te transmita el significado que tiene para ti en este momento.   Pregunta, si no entiendes el mensaje y simplemente espera la respuesta, si no la entiendes, calma, céntrate en la respiración, sigue visualizando la escena y poco a poco verás como la respuesta aparece ante tus ojos.

Agradece el regalo recibido de corazón a corazón, porque ya tienes la respuesta, el siguiente paso para avanzar en el camino de la Vida.

Si no viene ninguna respuesta o Ser a la mente, puedes iniciar la búsqueda mentalmente hasta que reconozcas quien tiene el mensaje para ti.  Hazlo sin juicios, sólo deja pasar personas por tu mente, míralas a los ojos y sabrás si tienen o no algo para ti, no evalúes, ni juzgues, sólo SIENTE, aquel o aquello que te traiga, es.  ¡Un abrazo!Avanzar en el camino de la Vida

Anuncios

Integra la plenitud que te pertenece

meditacion grupoTras la relajación inicial permanece centrado en la respiración, una respiración lenta y pausada… Permanece centrado, centrada, únicamente en la entrada y salida del aire… Imagina ahora un circulo entre tu nariz y pulmones, cada vez se va haciendo más pequeño, más concentrado; ve siguiéndolo y siente como te vas adentrando más y más en tu propio interior…

Síguelo hasta que el círculo no sea más que un pequeño punto, es la puerta a tu interior.  Siente que lo traspasas y llegas a un mundo libre, bello, pleno, sin obligaciones, sin pesos, sin cargas… Un mundo de luz, de Amor, de paz…  Intenta reconocer en tu interior todas esas sensaciones, porque están en ti, porque realmente esta es la realidad que te pertenece y nuestro objetivo es encontrar el puente para vivir, estés donde estés, siempre en ese estado que proporciona tu mundo interior.

Imagina ahora que tienes hambre, puedes coger aquello que desees, todo está a tu alcance… Pruébalo, siente su agradable sabor, su textura, la sensación que produce en tu boca…   Ahora te embarga la sed y bebes de un agua fresca y pura…  nota el frescor del agua, el tacto en tus labios y tu boca, la sensación vivificante al beberla…  Sientes sueño y te estiras, tu cuerpo está relajado y cómodo, sientes que gozas de una inmensa sensación de protección y recogimiento…  Ve disfrutando de cada una de estas sensaciones, todo está a tu alcance, tal y como deseas.

Te sientes solo/sola, llama con tu pensamiento a la persona o personas que desees y siente su energía acompañándote.  Es indiferente que las conozcas o no, sólo siente la energía de Amor que deseándolo, te ha rodeado.

Cualquier necesidad que sientas, solo tienes que manifestarla y quedará cubierta, porque estás en un lugar de paz, amor, luz, libertad…  Siente la capacidad de reconocer como es en realidad tu mundo, tu mundo real… y ahora traspasemos esta vivencia al cuerpo.

medit6Para ello toma una de las sensaciones que acabas de experimentar, nota como la tomas entre tus manos y la integras en ti.  Ahora traspasas el círculo desde dónde entraste y sientes como se va ampliando.  A través de la respiración puedes moverte por todo tu cuerpo y vas traspasando la sensación que tomaste  a todas las células de tu cuerpo.  Inspira e integra la sensación, espira y siente la respuesta de plenitud de tu cuerpo… Repite la respiración completa por lo menos tres veces, porque cada vez notarás más como se traspasa a tu conciencia la sensación escogida.

Haz tantos viajes como desees y a la velocidad que desees… Entra, toma, sal, integra la experiencia a la consciencia, sólo tienes que trasladar la sensación vivida a través de la respiración.

Cuando lo desees, ya lleno de paz, de amor, de seguridad, de salud, de plenitud, de abundancia, de capacidad… siente que la irradias, compartiéndola con todo tu entorno; es un acto de AMOR, de entrega, que a la vez revierte en ti y te llena.

Respira profundamente y llénate de la sensación.

Hallar respuestas

Más a menudo de lo que desearíamos damos mil vueltas a un mismo tema sin hallar respuestas, lo que nos provoca ansiedad e intranquilidad.   El problema nos absorbe de tal manera que no somos capaces ni de solventarlo, ni de aparcarlo, ni de eliminarlo. ¿Cómo hallar la respuesta y consecuentemente tranquilidad?  Te invito a probar esta meditación, puede ayudarte.    Un abrazo, Lucía R. Alonso 

bosque2Tras la relajación previa, céntrate en tu respiración, en el círculo de la respiración… Ahora sitúate en medio de un bosque.  Mira a tu alrededor, es un lugar que te resulta conocido, aunque no acabas de situarte porque desde ahí sentado o sentada, solo ves los árboles y la naturaleza que te rodea…

Es un lugar bello, corre una suave brisa que juega con tus cabellos y te da sensación de libertad, oyes el trino de los pájaros, un lejano rumor del agua correr, las hojas moverse al ritmo del viento…  Notas el olor de la tierra y de las plantas que te rodean… Disfrutas de todas las sensaciones que te rodean, de esa belleza extrema que ofrece la naturaleza: el fuerte verde de los pinos y en contraposición de colores los robles con sus hojas rojizas de otoño, …

Ves la luz colándose entre los árboles, sientes el viento en el rostro, el sol calentando tu cuerpo, sonidos que te envuelven…  Deja que te embarguen mil y una sensaciones que la naturaleza te regala… Imagina tu propio bosque, en la estación que prefieras…

De pronto, caes en la cuenta de que que necesitas saber dónde estás para regresar a casa, para tener el control y actuar… Así que empiezas a ver el entorno de otra manera…  Ahora deseas buscar el camino a casa, la seguridad de tu hogar, ¡y no sabes dónde estás…!!!

Sientes cómo, a pesar de estar en ese lugar tan bello, cambian totalmente tus sentimientos. Ahora buscas huellas de pasos, intentas escuchar voces o cualquier sonido que relaciones con personas, incluso gritas esperando una respuesta, pero nada escuchas salvo tu propia voz.

Sientes que debes iniciar el camino, que debes salir de allí.  ¿Qué puedes hacer?? ¿Hacia dónde vas? ¿Cómo saberlo??

PARA

meditPara y piensa con calma.  En primer lugar acalla los miedos que no te permiten evaluar correctamente, así que vuelve a observar el bosque, sus colores, respira su aire, báñate en su luz… Permite que su energía te llene y te aporte paz Cierra los ojos sintiendo la paz que te embarga y pregunta a tu interior ¿Hacia dónde?

Espera, pronto llegará la respuesta correcta, pero sólo desde la paz, rodeado de esa maravillosa energía que te rodea y te embarga.  ¿Ya la ves?  Calma… pronto verás donde estás y sabrás, sin duda alguna, por dónde debes ir.

Ya sabes como hallar las respuestas.  Realiza una respiración lenta y profundamente, vuelve a llenarte de esa energía natural, de paz, de bienestar, de satisfacción y pregúntate cualquier cosa que te preocupe; hazte la pregunta y siéntete rodeado o rodeada de esa maravillosa energía, esa conexión con tu interior.  Acalla tu mente y permite que la respuesta aparezca ante ti.

Y si hoy tus miedos e inseguridades te vencieron, inténtalo nuevamente en cualquier momento, sólo tienes que rodearte de la calma y la belleza que te rodea, de la energía del Amor y del Reconocimiento de tu propio Ser.

¡Adelante!

Una nueva mirada.

Este ejercicio puedes hacerlo tanto a través de una meditación, o simplemente observando tu hogar con una visión diferente.  Hacerlo primero a través de una meditación es más efectivo de cara al orden interior, pero después deberás igualmente hacerlo de forma física, para reorganizar y adaptar todo aquello que desees y te aporte un entorno confortable y a tu gusto. 

Tras la relajación previa, céntrate en tu respiración, sigue un círculo imaginario entre tu nariz y pulmones hasta que tu mente esté totalmente relajada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAImagina ahora la estancia de tu casa donde más rato estés, la estás mirando desde la puerta, con ojos nuevos, con nueva mirada ¿Te gustan los colores de las paredes? ¿Tal vez esté ya sucio y viejo? ¿Te gustan los muebles, su disposición? ¿Hay  muchos rincones a los que apenas se llega a limpiar? ¿Tienes muchos objetos inútiles o cosas a los que no das uso alguno? Entra ahora dentro, ¿cómo te sientes en esa habitación? Observa y toma nota mental de todo aquello que desees cambiar.

Dirígete ahora a la cocina, al espacio donde preparas el alimento que te da fuerza y energía. Revisa el aspecto general, el impacto visual inicial, el orden establecido, ¿eres de los que guardan en armarios o de los que todo lo dejan a la vista? ¿Qué sensaciones te produce?  Mira los alimentos que guardas y cómo, ya sea en los armarios como en la nevera.  Observa desde esta nueva perspectiva en que la costumbre no anula la visión; reorganiza en tu mente en busca del orden, que después te aportará orden interno y paz; busca que sea práctico porque trabajarás mejor y más rápido.

dormitorioAhora dirígete a tu dormitorio tal como la has dejado por la mañana… Visión global: la luz, las paredes, los muebles, las cortinas… ¿Qué sensación te produce? ¿Quieres cambiar algo? No hay prisa para evaluar… Es el lugar donde descansas, asegúrate que te proporciona dicho descanso  ¿Es un lugar acogedor? ¿Te sientes bien en el lugar de la cama dónde duermes? Asegúrate que es como deseas.

Y ahora abre el armario y comprueba su interior: ¿Guardas mucha ropa vieja? ¿Qué sensación te produce abrir las puertas? ¿Encuentras fácil lo que deseas?…

Poner orden en tu entorno, te ayudará a ponerlo en tu interior…  Ayúdate tomando conciencia de todos los cambios que deseas llevar a cabo y luego programa y haz los cambios sin más dilación.  Notarás que algo en tu interior también se recoloca.

Y sólo queda, tras la limpieza desearte…

¡FELIZ AÑO NUEVO!!! 

Revivir la Navidad. Meditación guiada

Hoy queremos compartir con vosotros un audio que hemos elaborado y que guía una Meditación que pretende ayudar a reencontrar el verdadero sentido de la Navidad, lo que fue para cada uno en su niñez.

1436071_10345489

Pulsa sobra la imagen para acceder a la meditación

Si quieres puedes poner un música suave de fondo que te ayude a mantener la atención y preferiblemente llévala a cabo cuando estés solo para poder conectar bien con tu propio interior.

Esperamos de todo corazón que la disfrutéis y, si es así la compartáis, para que todos puedas revivir momentos felices.

Un abrazo y Felices Fiestas!!!

Disfruta del camino. Meditación

A menudo nos centramos tanto en el objetivo, que olvidamos disfrutar de lo que nos aporta el camino; de todas sus vivencias y experiencias, de vivirlas cual una aventura llena de retos y posibilidades.  Espero que esta meditación te conduzca a vivir plenamente tanto el camino, como la maravillosa sensación de llegar a la cima.   Un abrazo.      Lucía R. Alonso.

2014-07-17 12.04.27Tras la relajación inicial céntrate en la respiración, prestando especial atención al ruido del aire cuando respiras…  es un aire limpio y fresco.

 Imagina que estás subiendo una montaña, sientes que te cuesta llenar los pulmones en profundidad por la ascensión que llevas a cabo, pero eres consciente de las múltiples experiencias que vives: el olor de las flores, el aire en la cara, viejos y fuertes árboles aportando su sombra…; un riachuelo en el que jugar y refrescarte…   Pero también pasas por una zona escarpada y difícil, una zarza se engancha en tu ropa y pincha tu piel.  De pronto hay un lodazal, no sabes como pasar…  Entonces empiezas a buscar piedras y haces una camino que te permite pasarlo sin apenas mancharte, tal vez se moje un poco tu zapato pero no importa, has superado el obstáculo…   Imagina, revive, disfruta y deleitate con las experiencias del camino.

Ahora ya estás casi en la cima, los músculos de tus piernas tiran, están cansados.  A ratos te falta el aire para respirar; sólo piensas en un paso más y otro y otro… El cansancio te hace parar a pesar de las ganas que tienes de llegar… y levantas la cabeza y ves aquello que te rodea:  el sol entre los árboles, un pájaro que canta para ti, o más allá otros danzando al viento.  Sientes el aire fresco en la cara y no puedes sino estar agradecido y feliz, aunque siga siendo difícil respirar… en pocos minutos sientes que se acompasa esa respiración, te has empapado de la belleza del entorno, falta poco para la cima, cada vez menos, tu objetivo es claro… y el camino un reto que te hace sentir vivo.

cumbre

Llegas a la cumbre y miras a tu alrededor, el poder de estar allí arriba, de ser dueño de tu cuerpo, la visión diferente y global que te aporta… Te sientes genial, una maravillosa sensación de triunfo que compartes con todos aquellos que te acompañan.  Triunfo, capacidad, seguridad, confianza.

Allí arriba, sentado o estirado cómodamente sólo tienes que sentir los elementos y disfrutar de ellos, cargarte con su maravillosa energíaSon tantos los regalos que hay para ti. Disfrútalos, simplemente siente que estás echado en este momento, arriba en la cima, siente lo que te rodea.

Bajar será un placer, tus piernas están cansadas, pero te has hecho consciente de tu fortaleza.  Tu mochila está vacía de carga y tu lleno de energía que puedes enviar a la zona del cuerpo que lo requiera.

Cuando llegues a destino, toma una respiración profunda, lleno de satisfacción y energía, hazte consciente de cada parte de tu cuerpo y cuando estés preparado abre los ojos manteniendo dichas sensaciones.

Los sueños perdidos

Antes de iniciar esta meditación me gustaría puntualizar que los sueños perdidos muchas veces son sin sentidos a los que nos aferramos en momentos de frustración o decepción, por eso es importante esta meditación, porque te ayudará a retomarlos o a desecharlos.  Ten presente que la vida tiene sentido cuando das, cuando recibes, cuando amas, cuando compartes; asegúrate que todos tus sueños, tus objetivos en fin, contengan esos ingredientes.                                  Lucía Alonso.

espiral3Tras la relajación inicial, céntrate en el círculo de la respiración, el círculo del aire entre la nariz y pulmones, pulmones-nariz…  Síguelo con tu mente, lentamente, de forma acompasada, inspirar… espirar… Poco a poco siente que ese círculo va formando imágenes concéntricas hacia tu interior, formando como un túnel que decides seguir, caminas por él hacia tu interior, ve permitiendo que tu respiración lo siga alimentando, y ve avanzado más y más hacia tu interior…  Al final se vislumbra un potente punto de luz, lo que hace que ese viaje sea agradable y que el destino  sea un objetivo claro y deseado.

Al llegar escucha si hay algún sonido; tal vez niños, quizás risas o llanto, tal vez sea un lugar de silencio…  ¿Dónde has llegado?  Deja que poco a poco la imagen se vaya formando y que los detalles vayan apareciendo.  ¿Hay algún conocido? ¿Qué sentimientos te produce el encuentro? ¿Te dicen algo?  Si no hay nadie puedes llamar a quien desees; puedes preguntarle lo que quieras.  Habla de alma a alma.

Continua el camino, ahora estás buscando sueños perdidos, sueños que un día dejaste a un lado.  Hagamos las paces con el deseo frustrado, tomando conciencia de que no fueron más que sin sentidos o que vamos a retomarlos.  Ve hacia atrás en una linea temporal, sigue caminando y observa tu vida, cuando y porqué renunciaste a un sueño? ¿Te arrepientes?.

En cada parada, en cada evaluación ve vaciando tu mochila de frustración (visualiza que quitas el peso de tu espalda y lo dejas a un lado), porque hoy eres consciente que fue un sueño sin sentido o decides retomarlo.

ligeraCuando acabes el camino dirígete a la salida del túnel con la ligereza que permite esta puesta al día.  Cambia la dirección de los círculos de tu respiración y poco a poco ve regresando al momento actual.

Cuando te sientas ya aquí, antes de abrir los ojos, respira profundamente e integra a tu parte consciente las decisiones y experiencias vividas.

¡Disfruta de la experiencia!