Archivo de la etiqueta: amor

Integra la plenitud que te pertenece

meditacion grupoTras la relajación inicial permanece centrado en la respiración, una respiración lenta y pausada… Permanece centrado, centrada, únicamente en la entrada y salida del aire… Imagina ahora un circulo entre tu nariz y pulmones, cada vez se va haciendo más pequeño, más concentrado; ve siguiéndolo y siente como te vas adentrando más y más en tu propio interior…

Síguelo hasta que el círculo no sea más que un pequeño punto, es la puerta a tu interior.  Siente que lo traspasas y llegas a un mundo libre, bello, pleno, sin obligaciones, sin pesos, sin cargas… Un mundo de luz, de Amor, de paz…  Intenta reconocer en tu interior todas esas sensaciones, porque están en ti, porque realmente esta es la realidad que te pertenece y nuestro objetivo es encontrar el puente para vivir, estés donde estés, siempre en ese estado que proporciona tu mundo interior.

Imagina ahora que tienes hambre, puedes coger aquello que desees, todo está a tu alcance… Pruébalo, siente su agradable sabor, su textura, la sensación que produce en tu boca…   Ahora te embarga la sed y bebes de un agua fresca y pura…  nota el frescor del agua, el tacto en tus labios y tu boca, la sensación vivificante al beberla…  Sientes sueño y te estiras, tu cuerpo está relajado y cómodo, sientes que gozas de una inmensa sensación de protección y recogimiento…  Ve disfrutando de cada una de estas sensaciones, todo está a tu alcance, tal y como deseas.

Te sientes solo/sola, llama con tu pensamiento a la persona o personas que desees y siente su energía acompañándote.  Es indiferente que las conozcas o no, sólo siente la energía de Amor que deseándolo, te ha rodeado.

Cualquier necesidad que sientas, solo tienes que manifestarla y quedará cubierta, porque estás en un lugar de paz, amor, luz, libertad…  Siente la capacidad de reconocer como es en realidad tu mundo, tu mundo real… y ahora traspasemos esta vivencia al cuerpo.

medit6Para ello toma una de las sensaciones que acabas de experimentar, nota como la tomas entre tus manos y la integras en ti.  Ahora traspasas el círculo desde dónde entraste y sientes como se va ampliando.  A través de la respiración puedes moverte por todo tu cuerpo y vas traspasando la sensación que tomaste  a todas las células de tu cuerpo.  Inspira e integra la sensación, espira y siente la respuesta de plenitud de tu cuerpo… Repite la respiración completa por lo menos tres veces, porque cada vez notarás más como se traspasa a tu conciencia la sensación escogida.

Haz tantos viajes como desees y a la velocidad que desees… Entra, toma, sal, integra la experiencia a la consciencia, sólo tienes que trasladar la sensación vivida a través de la respiración.

Cuando lo desees, ya lleno de paz, de amor, de seguridad, de salud, de plenitud, de abundancia, de capacidad… siente que la irradias, compartiéndola con todo tu entorno; es un acto de AMOR, de entrega, que a la vez revierte en ti y te llena.

Respira profundamente y llénate de la sensación.

Abundancia

¿Te has dado cuenta de toda la abundancia que te rodea?  

cerezasAbundancia de oportunidades y posibilidades, de conocer, de salir, de buscar, de hacer, de ser, de escoger…

Abundancia de hombres o mujeres para ser tu pareja cómplice,  para ser los amigos o amigas que te apoyarán y acompañarán en tu camino…

Abundancia de alimentos y platos para elegir, para cocinar, para comer, para compartir, para disfrutar, para saborear…

Abundancia de oferta, de deseos, de recursos, de ideas e ideales…

Abundancia de caminos, de retos, de salidas, de entradas, de mensajes, de dinero…

Haber, hay abundancia infinita a tu alrededor y sólo tienes que hacerte consciente de ella y sentirla!!!

Olvídate de ver crisis a tu alrededor, empieza a reconocer la abundancia que te rodea, ello permitirá que cambie tu visión, tu pensamiento, tu acción y con ello los resultados.  Sólo debes tener en cuenta la regla del Amor y Respeto hacia ti, hacia el resto y hacia el entorno.

union

¡Disfruta de la abundancia que ofrece la Vida!!  

Revivir la Navidad. Meditación guiada

Hoy queremos compartir con vosotros un audio que hemos elaborado y que guía una Meditación que pretende ayudar a reencontrar el verdadero sentido de la Navidad, lo que fue para cada uno en su niñez.

1436071_10345489

Pulsa sobra la imagen para acceder a la meditación

Si quieres puedes poner un música suave de fondo que te ayude a mantener la atención y preferiblemente llévala a cabo cuando estés solo para poder conectar bien con tu propio interior.

Esperamos de todo corazón que la disfrutéis y, si es así la compartáis, para que todos puedas revivir momentos felices.

Un abrazo y Felices Fiestas!!!

Como superar la muerte de un ser querido (2)

Dentro de la serie de artículos “Cómo superar la muerte de un ser querido”, hoy proponemos un pequeño ejercicio cuyo objetivo es ayudar a cambiar la visión sobre la muerte, lo que permitirá entender el papel de la muerte en el proceso de la Vida.  Es un proceso de aprendizaje, este es el primer paso, pero el camino se inicia con un primer paso.  ¡Adelante!

Cierra los ojos suavemente, después con fuerza…  Siente como tiran los músculos de la cara, mantenga los ojos apretados varios segundos…  ¿Ves alguna cosa?

ojos cerrados3

Si has realizado el ejercicio correctamente, al principio habrás sentido el contraste entre la visión y la oscuridad.  Al apretar los ojos fuertemente habrás visto líneas, dibujos, círculos…  Si no lo has conseguido, vuelve a intentarlo, tal vez es cuestión de atención, tal vez de mantener un poco más de tiempo los ojos cerrados…

¡Bien!,  has visto nada, “la nada” durante un breve espacio de tiempo, lo que significa que podemos ver más que con los ojos, aunque aún no reconozcamos qué vemos.  Es la primera lección: “Con los ojos cerrados se ve diferente, pero no se puede decir que no haya visión”.  Este simple ejerciciotiene por objetivo enseñarte a ver las cosas de otra manera, que aprendas a ver una concepción primera, segunda, tercera y… decimoctava de las cosas.

noche

En la oscuridad puede hallarse una increíble paz, pues todos los inputs visuales externos dejan de molestar y uno se puede reencontrar consigo mismo, con la tranquilidad, con el silencio… Pero también se puede sentir miedo, uno no sabe que le rodea, ni si alguien puede agredirle.  Si se sucumbe al miedo, el resto de sentidos deja de funcionar correctamente, ya que aumenta la tensión corporal de los músculos y la cabeza sólo evalúa bajo el prisma del MIEDO.

Y  lo curioso es que, en general, parece que la oscuridad haga sentir más miedo que paz.

Algo similar es lo que ocurre con la muerte, se relaciona con la oscuridad, con todo lo desconocido… y da miedo.  Esto no quita que podamos apreciar la oscuridad, la libertad que proporciona, el aislamiento de los condicionantes sociales, los muchos caminos que nos permite recorrer con nuestra mente o con nuestra alma.

Esta capacidad de percepción, inmóviles y a oscuras es el reflejo de lo que ocurre en el tránsito tras la muerte: una mezcla de miedo, unida a la liberación del cuerpo, tal vez del dolor, sin el condicionamiento del entorno, libres de responsabilidades, deberes y pesos, libres para el nuevo camino que se nos presenta.

Ante tal libertad que adquiere la persona que creemos haber perdido, ¿por qué sufres la pérdida? No es que la vida se trate de una carga, es un aprendizaje, se acaba esta fase y se inicia una nueva…  Esto puedes creerlo o no, pero lo mejor es que lo experimentes, porque así podrás cambiar el sentimiento de pérdida por una sensación gratificante de amor. En el próximo artículo explicaré un ejercicio que permite abrir la mente a esta nueva visión, a esta nueva percepción de los sentimientos.

libro4Un fuerte abrazo,

Lucía Alonso.

Ejercicios y consejos extraídos de mi libro: “La muerte. Camino a la nueva Vida”

Los sueños perdidos

Antes de iniciar esta meditación me gustaría puntualizar que los sueños perdidos muchas veces son sin sentidos a los que nos aferramos en momentos de frustración o decepción, por eso es importante esta meditación, porque te ayudará a retomarlos o a desecharlos.  Ten presente que la vida tiene sentido cuando das, cuando recibes, cuando amas, cuando compartes; asegúrate que todos tus sueños, tus objetivos en fin, contengan esos ingredientes.                                  Lucía Alonso.

espiral3Tras la relajación inicial, céntrate en el círculo de la respiración, el círculo del aire entre la nariz y pulmones, pulmones-nariz…  Síguelo con tu mente, lentamente, de forma acompasada, inspirar… espirar… Poco a poco siente que ese círculo va formando imágenes concéntricas hacia tu interior, formando como un túnel que decides seguir, caminas por él hacia tu interior, ve permitiendo que tu respiración lo siga alimentando, y ve avanzado más y más hacia tu interior…  Al final se vislumbra un potente punto de luz, lo que hace que ese viaje sea agradable y que el destino  sea un objetivo claro y deseado.

Al llegar escucha si hay algún sonido; tal vez niños, quizás risas o llanto, tal vez sea un lugar de silencio…  ¿Dónde has llegado?  Deja que poco a poco la imagen se vaya formando y que los detalles vayan apareciendo.  ¿Hay algún conocido? ¿Qué sentimientos te produce el encuentro? ¿Te dicen algo?  Si no hay nadie puedes llamar a quien desees; puedes preguntarle lo que quieras.  Habla de alma a alma.

Continua el camino, ahora estás buscando sueños perdidos, sueños que un día dejaste a un lado.  Hagamos las paces con el deseo frustrado, tomando conciencia de que no fueron más que sin sentidos o que vamos a retomarlos.  Ve hacia atrás en una linea temporal, sigue caminando y observa tu vida, cuando y porqué renunciaste a un sueño? ¿Te arrepientes?.

En cada parada, en cada evaluación ve vaciando tu mochila de frustración (visualiza que quitas el peso de tu espalda y lo dejas a un lado), porque hoy eres consciente que fue un sueño sin sentido o decides retomarlo.

ligeraCuando acabes el camino dirígete a la salida del túnel con la ligereza que permite esta puesta al día.  Cambia la dirección de los círculos de tu respiración y poco a poco ve regresando al momento actual.

Cuando te sientas ya aquí, antes de abrir los ojos, respira profundamente e integra a tu parte consciente las decisiones y experiencias vividas.

¡Disfruta de la experiencia!

Siente la fortaleza de Ser Uno.

Esta meditación permite sentirse Unido con el entorno, hace vibrar y sana el cuerpo y facilita la Unión con los seres queridos. Siente la libertad, la seguridad y placer que proporciona el AMOR y la UNIDAD.  Somos un Universo en nosotros mismos y, a la vez somos parte del Universo.  ¡Disfruta de ello!.   Lucía R. Alonso

Cierra los ojos y tras la relajación inicial y centrado en la respiración, imagina que estás en un lugar de la naturaleza por el que sientas atracción…  Disfrutas del sol, del entorno, de la luz, del aire…

respirar2Sientes tu respiración  y notas como se une al ritmo del entorno natural: se acompasa con el ritmo del viento, del agua…  Imagina ahora que te acompañan personas que disfrutan de la misma sensación… Siente que todos respiráis a la vez,  siguiendo ese ritmo infinito y pausado de la naturaleza…   Todos a una, TODOS UNO…  Notas la fuerza que aporta esa respiración al Unísono, como si todo respirases a través de un pulmón gigante, sintiendo que crecen también tus capacidades y fortaleza.

La sensación que aporta es de Paz, de Seguridad… Intégrala ahora, con cada inspiración: Seguridad compartida, Unión, Ser.

Sintiendo esa fuerza de la Unión con el exterior, unificaremos ahora el funcionamiento del propio interior: Pon tu atención en la zona de tu cuerpo que más problemas físicos te genere;  siente que conduces el aire que inspiras hacia esa zona, nota como respiran todas tus células en dicha zona, al unísono, con el objetivo de sanarla, de reprogramar su correcto funcionamiento…  Puedes activarlas o relajarlas, sólo con el ritmo de tu respiración.   Todas las células van a una… Siente la zona vital, regenerándose, fuerte…  Toma conciencia de tu capacidad de autoregeneración.

unionY el reconocimiento de esa capacidad, te otorga una sensación de Poder.  La Unión nos da el Poder, a nivel interno y externo.

 Seguridad, Poder… Unión con uno mismo, con el resto y con el Universo.

Pon ahora la atención en el corazón.  Piensa en las personas que más quieres, las más cercanas, estén o no físicamente cerca de ti…   Uno tras otro, trae a cada persona querida a tu lado, revive los sentimiento de Amor: su sonrisa, su ternura…  y establece una Unión con un hilo de oro, que os permite el movimiento y la libertad, pero que a la vez os hace sentir Seguros.  Siente esa Unión como un vínculo irrompible, ajeno al tiempo y al espacio

Establece, acepta y vincula el sentimiento de Amor, porque la Unión del AMOR, ofrece Paz, Seguridad y Poder.

Cuando quieras toma una inspiración profunda, pon tu atención en los pies y ve subiéndola hasta llegar a la cabeza, tomando poco a poco conciencia de tu cuerpo.  Cuando estés preparado abre los ojos y mantén la sensación de Paz, Seguridad y Poder sentida.

El perdón y la Felicidad.

Amor y perdón son dos aspectos básicos para conseguir la Felicidad. Hoy trabajaremos el más difícil, el perdón, y junto a él, los resentimientos y la forma de hacer las paces con uno mismo y con el resto.  

Si la meditación la realizas de forma grupal, poneros en círculo. pero de espaldas entre vosotros, así notaréis la incomodidad que puede producir ese cierre al perdón, y con él, al amor.                                            Lucía R. Alonso

manosIniciamos la meditación con una relajación inicial, tras la que nos centramos únicamente en la respiración.  Trae ahora a tu mente a alguien con quien guardes resentimiento, piensa por un pequeño instante en el hecho que ha provocado resentimiento… ¿Qué notas?  Se encoge el estómago, se cierran los pulmones, tal vez la rabia te inunde, quizás notes luz roja en el alma, en todo el cuerpo…, irascible, atacante, orgullosa, cerrada, robada la capacidad de comprensión…   Vamos a cambiar esos sentimientos que no aportan nada bueno, ni al cuerpo, ni a la mente, ni al alma.

La luz roja, agresiva si la sientes en el estómago, tal vez el hígado, transmútala a amarilla, un amarillo cálido, suave, que te acaricia…   Acompaña la luz a la respiración por aquellas partes de tu cuerpo donde sientas que se cerraron, que te asfixian.  Si sientes el corazón en un puño, si te falta el aire, envía luz verde a la zona, es reconfortante, te cubre y relaja tu angustia, tu rabia… respira suavemente…  céntrate en la luz verde y en tu respiración…  Concédete el tiempo que necesites hasta sentirte en paz.

El cuerpo ya lo hemos reequilibrado, ahora veamos que ocurre con la mente; ¿cómo perdonar? ¿cómo liberarse del resentimiento?

zenRealiza tres respiraciones profundas, pero antes de tomar el aire piensa en el hecho en sí, en la imagen que guardas del mismo.  Ahora inspira, deja que el aire en tu abdomen absorba la imagen “imperdonable” que sientes, expulsa el aire y con él la imagen, a la vez que sientes como se va diluyendo…

Antes de la segunda inspiración profunda piensa en la persona que te produjo la afrenta , ahora inspira profundamente y llévate  su rostro de enfado al espirar, a fin de que sólo quede luz, al desdibujarse el rostro, ves al Ser, ves su luz.

Por último, inspira profundamente y ahora ves tu dolor, permite que sea absorbido por el aire que retienes y siente, al espirar, como ese dolor es expulsado y como te has quitado un peso enorme.  Te sientes ligero, contento…  Imagínate riendo.  Disfruta de tu imagen ligera y risueña, intégrala en ti, en tu mente, en tu pensamiento.  Cuando estés dispuesto, vuelve a activar lentamente tu cuerpo, manteniendo la sensación de ligereza y felicidad.

Normalmente, los hechos que provocaron resentimientos, no revierten  mayor importancia, lo que sí es problema es el resentimiento que guardamos, por ello, disfruta de la sensación de ligereza y descarga por el peso que acabas de quitarte de encima y realiza esta meditación tan a menudo como lo necesites. Los resentimientos son una parte importante de las cargas que llevamos y se reflejan en nuestra salud y estado de ánimo.

¡Disfruta de la libertad que ofrece el perdón!