Archivo de la etiqueta: estres

Taller presencial de Relajación y Meditación

meditacion grupoEl próximo día 17 de octubre, llevaremos a cabo un Taller de iniciación a la relajación y meditación donde enseñaremos a relajarse a través de la respiración consciente. Asimismo trabajaremos aspectos básicos sobre meditación y los beneficios que puede tener de cara a la salud y al bienestar, llevando a cabo dos prácticas de meditación diferentes y las pautas para empezar a meditar en casa.

Temario:

  1. Relajación y meditación. Qué son y qué nos aportan
  2. Fases de la meditación.
  3. Como meditar en casa.
  4. Práctica de relajación a través de la respiración y visualización.
  5. Meditación Miceteu Guiada (práctica en grupo).
  6. Meditación, Introspección y Canalización de Energía para la sanación y el bienestar.
  7. Meditación de Canalización de Energía (práctica guiada en grupo).

Lugar: Centro Cívico Creu Alta – Cal Balsach (Ctra. Prats 2, Sabadell),
Día: Sábado, 17 de octubre 2015
Horario: de 16:30 a 20:30 horas
Precio: 20 euros (incluye coffee-break , mineral para potenciar meditaciones y Certificado de Asistencia)

El taller será impartido por Lucía R. Alonso, autora de los libros “Tu poder natural para sanar” y “La muerte. Camino a la nueva Vida”. Especialista en Meditación y Crecimiento Personal.

Inscríbete ahora cumplimentado el siguiente formulario, enviando un mail a: asoc.e3@gmail.com o llamando al tel. 619705730 (de 16 a 17 horas). Plazas limitadas.

Anuncios

Romper bloqueos inconscientes.

yoEn ocasiones, en los grupos de meditación que dirijo, hay personas que me dicen que se quedan totalmente relajadas, pero no consiguen seguir la meditación.  Les resulta imposible visualizar, recordar, canalizar la energía…  No pasa nada, cada uno tiene su ritmo y su camino, pero tal vez haya alguna cosa que está bloqueando la conexión profunda.  Este es una ejercicio que puede practicarse en estos casos o bien cuando uno se siente estresado. Pruébalo, es un sencillo movimiento de brazos, acorde con la respiración que proporciona una liberación absoluta!

Tras la relajación inicial ponte en pie, con los brazos abiertos.  Inspira y flexiona los codos hasta que tus manos estén frente al pecho; ahora espira por la boca y abre los brazos enérgicamente, junto con una exhalación del aire fuerte y cortada, si quieres incluso puedes ir exhalando el aire dando un grito.  Repite los movimientos, siempre en concordancia con la respiración, durante al menos 2 minutos, sintiendo que sacas cualquier bloqueo, carga, negatividad, rabia o sentimiento que te impida avanzar.

Cuando sientas que es suficiente, junta las manos manteniendo los codos en ángulo de unos 45º, como si estuvieses rezando.

meditacion-0206Respira profundamente y centra toda tu atención en la respiración, en la entrada y salida del aire, en el ritmo del corazón; poco a poco sientes como este se va normalizando, relajando…

Es el momento de tomar asiento. Continua centrado en la respiración, y repite mentalmente:

Pido ayuda para entender, para poder comunicarme mejor con mi Yo Superior”.  

Ahora únicamente céntrate en el silencio, en el ritmo de tu respiración y deja que venga a ti cualquier imagen o recuerdo y revívelo, siempre centrado en la paz de tu corazón, mira que sentiste, que supuso para ti aquello que venga, míralo como un espectador, no juzgues solo mira y respira…   Sin prisa, sólo tienes que centrarte en el ritmo armonioso de tu respiración…

Cuando lo consideres oportuno toma una respiración profunda, si has visualizado alguna cosa intégrala a tu consciencia, si no calma, el input, la instrucción está dada, tal vez a través de un sueño, mirando una película o paseando por la calle el mensaje venga a ti.

Ahora poco a poco ve tomando consciencia de tu cuerpo y, cuando estés preparado, preparada, abre tus ojos.

Hallar respuestas

Más a menudo de lo que desearíamos damos mil vueltas a un mismo tema sin hallar respuestas, lo que nos provoca ansiedad e intranquilidad.   El problema nos absorbe de tal manera que no somos capaces ni de solventarlo, ni de aparcarlo, ni de eliminarlo. ¿Cómo hallar la respuesta y consecuentemente tranquilidad?  Te invito a probar esta meditación, puede ayudarte.    Un abrazo, Lucía R. Alonso 

bosque2Tras la relajación previa, céntrate en tu respiración, en el círculo de la respiración… Ahora sitúate en medio de un bosque.  Mira a tu alrededor, es un lugar que te resulta conocido, aunque no acabas de situarte porque desde ahí sentado o sentada, solo ves los árboles y la naturaleza que te rodea…

Es un lugar bello, corre una suave brisa que juega con tus cabellos y te da sensación de libertad, oyes el trino de los pájaros, un lejano rumor del agua correr, las hojas moverse al ritmo del viento…  Notas el olor de la tierra y de las plantas que te rodean… Disfrutas de todas las sensaciones que te rodean, de esa belleza extrema que ofrece la naturaleza: el fuerte verde de los pinos y en contraposición de colores los robles con sus hojas rojizas de otoño, …

Ves la luz colándose entre los árboles, sientes el viento en el rostro, el sol calentando tu cuerpo, sonidos que te envuelven…  Deja que te embarguen mil y una sensaciones que la naturaleza te regala… Imagina tu propio bosque, en la estación que prefieras…

De pronto, caes en la cuenta de que que necesitas saber dónde estás para regresar a casa, para tener el control y actuar… Así que empiezas a ver el entorno de otra manera…  Ahora deseas buscar el camino a casa, la seguridad de tu hogar, ¡y no sabes dónde estás…!!!

Sientes cómo, a pesar de estar en ese lugar tan bello, cambian totalmente tus sentimientos. Ahora buscas huellas de pasos, intentas escuchar voces o cualquier sonido que relaciones con personas, incluso gritas esperando una respuesta, pero nada escuchas salvo tu propia voz.

Sientes que debes iniciar el camino, que debes salir de allí.  ¿Qué puedes hacer?? ¿Hacia dónde vas? ¿Cómo saberlo??

PARA

meditPara y piensa con calma.  En primer lugar acalla los miedos que no te permiten evaluar correctamente, así que vuelve a observar el bosque, sus colores, respira su aire, báñate en su luz… Permite que su energía te llene y te aporte paz Cierra los ojos sintiendo la paz que te embarga y pregunta a tu interior ¿Hacia dónde?

Espera, pronto llegará la respuesta correcta, pero sólo desde la paz, rodeado de esa maravillosa energía que te rodea y te embarga.  ¿Ya la ves?  Calma… pronto verás donde estás y sabrás, sin duda alguna, por dónde debes ir.

Ya sabes como hallar las respuestas.  Realiza una respiración lenta y profundamente, vuelve a llenarte de esa energía natural, de paz, de bienestar, de satisfacción y pregúntate cualquier cosa que te preocupe; hazte la pregunta y siéntete rodeado o rodeada de esa maravillosa energía, esa conexión con tu interior.  Acalla tu mente y permite que la respuesta aparezca ante ti.

Y si hoy tus miedos e inseguridades te vencieron, inténtalo nuevamente en cualquier momento, sólo tienes que rodearte de la calma y la belleza que te rodea, de la energía del Amor y del Reconocimiento de tu propio Ser.

¡Adelante!

Trabaja mentalmente tu cuerpo

El poder de la mente es infinito.  Compruébalo llevando a cabo esta meditación y siente como tienes el control sobre tu cuerpo, sobre la circulación de la sangre, sobre el movimiento de tu corazón, que puedes acelerar o frenar cuando lo desees, igualmente puedes rebajar el malestar o dolor de cualquiera de tus órganos.  Este tipo de meditación requiere un poco de práctica, pero es muy efectiva. Pruebala y si quieres nos cuentas.                 Lucía Ratera  (Meditación Miceteu)

anatomiaTras la relajación inicial, céntrate en tu propia respiración.  Escucha el silencio, escucha tu respiración…, siente el movimiento acompasado de tus pulmones…, siente el latido de tu corazón.  Ahora intenta cambiar su ritmo, si lo sentías lento aceléralo y si lo has sentido rápido intenta ralentizarlo.  Vuélvelo ahora más lento porque vamos a relajar las tareas vitales del cuerpo para que la energía se dirija a las zonas más débiles o enfermas.

Céntrate en la respiración y ordena a tu corazón que ralentice sus latidos siente la sangre circular por tu cuerpo con calma, llevando a cabo su tarea de limpieza, oxigenando y regenerando de forma lenta pero eficaz. Relaja y limpia tu cuerpo.

Notas el continuo movimiento del corazón, del motor, sin que sufra estrés o desgaste. Sientes la sangre circular por tus arterias, asegurando una óptima presión, ni alta, ni baja, la óptima para tu cuerpo; la sangre circula tranquila, pura, limpia, sana… Llevando a cabo su labor… Siéntelo…

Dirígete ahora a la zona donde sientas alguna molestia física, a tu punto débil, céntrate en ella, busca la raíz de tu malestar, ¿de dónde proviene? ¿qué temes? ¿Por qué está ahí? ¿Qué debes hacer? Céntrate en tu respiración, en ese latido acompasado, en la sangre limpiando tu cuerpo y estate alerta para reconocer las respuestas.

Toma una respiración profunda y siente que todos tus órganos llevan a cabo su función correctamente, visualiza primero el corazón y pulmones y cúbrelos de luz verde, siéntete protegido y fuerte; baja tu atención hacia el hígado, páncreas, bazo, estómago  y cúbrelos con luz amarilla, una suave luz que acaricia cada uno de tus órganos y los revitaliza; por último baja tu atención hacia los riñones y la zona genital y cúbrela de luz naranja, siente el efecto que produce en ti.

Cuando lo desees, toma poco a poco conciencia de tu cuerpo, y cuando estés preparado abre los ojos, sintiéndote  revitalizado y lleno de energía y salud.

Combatir al estrés y su malestar

estresSi te sientes lleno de estrés y además este te produce malestar físico, contracturas, dolor de estómago de cabeza… te propongo unos sencillos ejercicios.

Por lo pronto, procura no focalizarte  ni preocuparte demasiado en el malestar físico que te esté produciendo el estrés -aunque asegúrate de que éste sea el motivo-, sabes que los desajustes de tu cuerpo vienen motivados el mismo,  es un grito de tu cuerpo para que cambies alguna cosa. Implicará reajustes y reequilibrios en tu vida, vamos a ver si podemos hacer que ese reequilibrio sea más rápido y a la vez que no resulte doloroso ni molesto.

De momento, al levantarte por la mañana concédete unos minutosMira el día que hace, sin prisas, conscientemente, la luz del sol, las nubes, la lluvia… es igual, valora lo que aporte cada día, siente la luz de la mañana, respira profundamente, mejor con la ventana abierta (si el entorno es mínimamente agradable), y deja que el aire sea un revitalizante de energía de vida, del nuevo día, llena tus pulmones y siente esa fuerza que recibes con el aire que inspiras y esa regeneración y limpieza con el que espiras.

Siente felicidad por ese momento consciente que dedicas a sentirte vivo, siente la paz de los pájaros libres al sol, del cielo, de las nubes, del mar… (lo que tengas a tu alrededor), siente una conexión con la naturaleza, con el Universo, y todos esos sentimientos sólo al respirar. Se trata dedicar unos minutos a SENTIR.

sentir aguaDespués toma una ducha, focaliza la atención en el agua que cae sobre tu cuerpo, especialmente sobre tu espalda, sobre las cervicales si están cargadas… siente la suave y agradable caricia que el agua te ofrece… No corras, no pienses en la ropa que te pondrás o en lo que tienes que hacer después, concéntrate en las sensaciones del agua sobre la piel y disfrútalas.

Vive unos minutos al día la Conciencia Plena de esos minutos y dentro de lo que puedas, alarga ese conciencia en todo lo que haces.  Disfruta del equilibrio y la tranquilidad que proporciona.

En momentos en que te sientas muy estresado, PARA -puedes hacerlo-, escoge un lugar en que puedas estar solo (si es necesario, te encierras en un lavabo) y respira profundamente, centrándote únicamente en como entra el aire a tus pulmones y en como va saliendo y junto con el aire que espiras desaparecen las tensiones… Céntrate sólo en la respiración… inspirar… espirar… Cuando sientas tu respiración acompasada y serena, traslada esa serenidad a tu mente, a tu cuerpo…   Ya puedes volver al mundo, pero intentando mantener la serenidad.

Y por ahora nada más.  Si tenéis alguna duda, o al realizar el ejercicio sentís algo que os sorprende, ya sea de forma agradable o desagradable,  os agradeceré lo compartáis en el blog, ya que así  también estaréis ayudando a alguien que se encuentre un vuestra situación.    Un abrazo,      Lucía Ratera. 

Sin salida… ¿Estás seguro?

¿Problemas que te superan? ¿Los cambios no van al ritmo que te gustaría? ¿La ansiedad y el estrés cada vez van a más y la alegría parece sólo un recuerdo? 

Tranquilo, algo se puede hacer… y está en tus manos...

Hoy no vamos a mirar retrospectivamente, podríamos tener la sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor y aun sentirnos más “desgraciados” (aunque posiblemente tampoco fuese así, lo único que a menudo la memoria es selectiva…)

Así que, nos vamos a centrar sólo en nuestra situación hoy.

Busca papel y boli y haz un círculo, siéntete en medio de ese círculo y piensa en los problemas que te rodean.  Representa con un dibujo cada uno de los problemas (por ejemplo dinero – $), algo sencillo pero que refleje lo que sientes.

problemas

Ahora, por un momento imagina que aquello que anhelas se integra en ti, aquello que te lo impide desaparece.  (Volviendo al ejemplo: $, pues imagina que te entra en el bolsillo y que ocurre después, que haces con ese dinero…)

En la visualización debes ser lo más concreto posible.

  • Necesito dinero, bien, pero ¿cuánto?, ¿para qué?, ¿se me soluciona algún otro de los problemas si soluciono este o se me incrementa? y ahora la pregunta del millón ¿CÓMO?.
  • Si necesito una pareja, ¿por qué? ¿quién? ¿dónde puedo conocerla? ¿qué busco en una pareja…?
  • Si necesito un trabajo, ¿qué me gusta hacer? ¿en qué soy bueno? ¿qué necesito?…

Concreta el problema, concreta la necesidad y observa, al integrar en ti la solución, que no te generará otros problemas mayores, que realmente es lo que deseas y no va contra otros deseos.

Posiblemente necesites ayuda, colaboradores para llevar a cabo tu proyecto, la solución a tu problema.  Comparte la carga.    

– ¿Cómo? ¿Dónde?  Bien, pregúntate:

  • ¿Quién puede compartir tus anhelos, tus deseos?
  • ¿Quién se encuentra en una situación similar?
  • ¿Quién puede apoyarte con sus conocimientos?

Sé que no es fácil.  Tendrás que salir, moverte, preguntar... Cuando lo hagas deja la ansiedad, las prisas por resolver ya el problema, en casa, (nadie va a trabajar con la bolsa de basura a cuestas…)

sorpresaY ahora, toca apuntar soluciones diferentes e imaginativas; algo loco, algo nuevo, algo que al principio suene disparatado…  Sé imaginativo, original, sorpréndete a ti mismo…   Escribe cualquier cosa que se te ocurra, sin evaluarla todavía… 

Lo único que debes tener siempre presente es que todas las soluciones deben contener AMOR y RESPETO (por ti, por el resto, por el entorno).

¡Adelante!  Organiza algo GRANDE y DIFERENTE, o algo PEQUEÑO y ASOMBROSO. Cada uno debe hallar su respuesta, porque a cada uno implica su propio aprendizaje de vida.

Y recuerda, aunque no sea un camino fácil, procura DISFRUTAR del mismo, porque es el que ahora te toca seguir.   Asimismo, ten presente valorar los pequeños regalos que la vida te va ofreciendo, porque en ocasiones, cuando estamos tan ofuscados con nuestros problemas, no sabemos verlos y nos perdemos justo aquello que nos aportaría alegría.